Sostenibilidad España

Según McKinsey, España a la cabeza en turismo sostenible

España tiene el potencial de posicionarse como un destacado país en el turismo sostenible, un modelo de negocio en crecimiento según un reciente análisis de la consultora McKinsey. Se destaca el factor de la sostenibilidad como impulsor de la economía en los próximos años.

La plataforma de reserva de viajes Booking.com respalda esta tendencia con datos que muestran que el 70% de los turistas globales tiene la intención de viajar de manera más sostenible en el próximo año. Además, aproximadamente uno de cada tres turistas considera las iniciativas de sostenibilidad de los alojamientos y el transporte antes de tomar sus decisiones de reserva.

El análisis de McKinsey destaca que España cuenta con un gran potencial para convertirse en un destino turístico sostenible de elección para los viajeros conscientes de la importancia de la sostenibilidad. La consultora hace hincapié en «la importancia de adoptar prácticas responsables y medidas transformadoras para asegurar el éxito en este sector».

Javier Caballero, socio de McKinsey, expresó que España tiene todas las condiciones para convertirse en un destino turístico sostenible de referencia a nivel mundial. Desde nuestras playas hasta nuestros lugares históricos y paisajes únicos, contamos con una amplia y diversa oferta de patrimonio cultural y natural. La sostenibilidad puede ser el factor diferenciador que impulse la elección de los conocidos como viajeros responsables.

La sostinibilidad puede ser un factor clave para impulsar los negocios

Según explicó la consultora McKinsey, la sostenibilidad puede desempeñar un papel crucial como impulsor de los negocios turísticos en los próximos años. No solo tiene un impacto positivo en la conservación del medioambiente, sino que también representa una gran oportunidad económica para España. La inversión en infraestructuras sostenibles, la promoción de la cultura local y el compromiso con prácticas responsables pueden generar empleo y estimular el desarrollo económico en las regiones turísticas, señaló Caballero.

Para lograr convertir a España en un referente mundial del turismo sostenible, McKinsey establece varias condiciones que tanto los negocios como las administraciones deben cumplir en los próximos años. Entre ellas, destacan la definición de una estrategia de iniciativas público-privadas para abordar cuestiones específicas como la descarbonización, el uso del agua o la gestión de desechos, así como establecer objetivos y acciones prácticas para alcanzarlos. Tomando el ejemplo de Costa Rica, donde se ha prohibido el uso de plásticos de un solo uso en reservas nacionales y monumentos nacionales.

La consultora también destaca la necesidad de establecer criterios estándar para todo el sector, como la inclusión de criterios de sostenibilidad obligatorios en el sistema de calificación de estrellas de hoteles para alinear las motivaciones de los propietarios y operadores de hoteles.

Además, el análisis sostiene que es importante proporcionar pautas concretas y el apoyo necesario a los negocios para alcanzar los objetivos de sostenibilidad, abordando las lagunas en el conocimiento sobre sostenibilidad y proporcionando financiación gubernamental o de asociaciones sectoriales. Los programas de financiación, incentivos o instrumentos financieros pueden acelerar la adopción de soluciones sostenibles, especialmente para las empresas más pequeñas.

Los hoteles y negocios de turismo que se diferencian en su enfoque hacia la sostenibilidad pueden obtener beneficios. Muchos destinos ya ofrecen ejemplos de cómo las ofertas sostenibles pueden ser una carta de presentación atractiva para los visitantes, obteniendo reconocimiento y prestigio internacional. En este sentido, adoptar prácticas sostenibles puede ser clave para impulsar la industria turística y consolidar a España como un referente mundial en el turismo sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *