El sector turístico pega un frenazo en marzo de 2023

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar los datos sobre el número de turistas recibidos en marzo y el acumulado en el primer trimestre. Después de tener la esperanza de superar los registros de 2019 y alcanzar la cifra de 83,5 millones de turistas este año, marzo nos ha traído una noticia desalentadora. El número de turistas recibidos en el mes ha sido un 6,9% menor que en 2019, lo que representa una disminución de casi 400.000 turistas.

Todos los indicadores y comunicaciones apuntaban a que estábamos a punto de alcanzar ese objetivo, pero de repente hemos recibido un golpe inesperado. Mi primera reacción fue verificar si en 2019 la Semana Santa había caído en marzo y si eso podría haber distorsionado los datos. Desafortunadamente, la Semana Santa en 2019 tuvo lugar a mediados de abril, por lo que no se trata de un problema relacionado con las fechas de vacaciones. Simplemente, el turismo ha experimentado una caída y hasta ahora no he encontrado ninguna explicación plausible para este fenómeno.

Es importante analizar en profundidad esta situación y buscar posibles causas para entender mejor por qué ha ocurrido. El impacto de la pandemia de COVID-19, las restricciones de viaje, la incertidumbre económica y otros factores pueden haber influido en esta disminución de turistas. Será crucial evaluar la situación y tomar medidas para revitalizar la industria turística, promover destinos atractivos, mejorar la seguridad sanitaria y brindar confianza a los viajeros.

Cuando visito la página web del ministerio dedicada al turismo, me encuentro con lo de siempre. Alabanzas sobre el desempeño del gobierno y el crecimiento en comparación con el año anterior, pero ni una sola mención a una comparativa con el año al que debemos mirar, el 2019, para evaluar si la pandemia ha tenido un impacto en un cambio de tendencia o preferencias.

Hasta febrero, parecía que estábamos retomando el ritmo, ya que nos encontrábamos a poco más de 100.000 turistas de igualar los resultados de 2019, lo cual era motivo de esperanza. Sin embargo, marzo nos ha devuelto a la realidad y nos ha desilusionado. Es posible que al final de este año sigamos rezagados con respecto a 2019 y hayamos perdido ya 4 años de progreso.

Veamos qué ha sucedido en marzo y cómo nos va en el acumulado al final del primer trimestre. En marzo de 2019, recibimos a 5,6 millones de turistas, siendo nuestro principal cliente Reino Unido, con 1,1 millones de turistas, seguido de Alemania, con 0,8 millones, y Francia, con casi 0,7 millones.

En 2023, hemos recibido 5,2 millones de turistas, lo que significa que hemos dejado en el camino a 392.501 turistas que no han venido. Las mayores caídas en porcentaje provienen del resto del mundo, que ha disminuido casi un 30% (29,1%), seguido de los Países Nórdicos, que han reducido su presencia en un 20,9%. En tercer lugar está Alemania, con una disminución del 16,8% en comparación con 2019. Le siguen Suiza, con un 15,8%, y Bélgica, con un 12,6% de disminución.

Solo hay crecimiento en porcentaje en el Resto de Europa, que aumenta un 27,0%, Irlanda, con un aumento del 14,3%, Resto de América, con un aumento del 10,3%, y Estados Unidos, con un aumento del 6,6%.

En términos absolutos, el mayor problema lo encontramos en Alemania, de donde hemos perdido 135.600 turistas en un trimestre. El Resto del Mundo ha disminuido en 117.302 turistas, y los Países Nórdicos han dejado de visitarnos en 103.247 turistas.

Nuestro principal cliente, Reino Unido, nos ha enviado a 1.069.322 turistas, lo cual representa un 3,6% menos y equivale a una disminución de 40.361 turistas. Es necesario analizar detenidamente estos datos y buscar soluciones para revitalizar el sector turístico, atraer a los turistas que hemos perdido y generar estrategias efectivas de promoción.

Si observamos el primer trimestre en su conjunto, hemos perdido un total de 500.511 turistas, lo que nos sitúa en 13,72 millones en comparación con los 14,22 millones de 2019.

En términos porcentuales, las mayores pérdidas se han producido en el Resto del Mundo, donde hemos perdido un tercio de los turistas que solían visitar España, lo que se traduce en una disminución de 362.719 turistas. Le sigue Alemania, con una caída del 11,4% y una pérdida acumulada de 213.268 turistas, y Reino Unido, que, a pesar de disminuir solo un 7,4%, ha supuesto una pérdida de 206.691 turistas debido a su importancia como mercado emisor.

En el lado positivo, tenemos a Irlanda, que con un crecimiento del 21,7%, nos ha aportado 66.012 turistas adicionales, y a Países Bajos, con un crecimiento del 11,2%, que nos ha permitido recuperar 60.932 turistas. Además, el Resto de Europa ha experimentado un crecimiento del 29,8%, sumando 356.492 turistas más en comparación con 2019.

En definitiva, este dato corresponde a un mes específico que ha tenido un gran impacto en el trimestre, provocando una disminución del 3,5% y medio millón de turistas. Sin embargo, aún estamos a tiempo de solucionar el problema si nos ponemos manos a la obra y comenzamos a recuperar turistas alemanes y de los países nórdicos. Debemos asegurarnos de que la pequeña sangría del Reino Unido no se convierta en una pérdida superior al millón a final de año, lo que supondría reducir la sangría en un 50% en comparación con el año pasado.

Pero para lograrlo, lo primero que debemos hacer es reconocer que tenemos un problema y no actuar como si estuviéramos en una situación favorable. Si seguimos pensando y diciendo que todo va bien, existe el riesgo de que la situación se resuelva por sí sola o empeore considerablemente. No podemos cerrar los ojos y creer que todo está hecho, porque entonces, sí que nos enfrentaremos a graves consecuencias.

Para mitigar este descenso de ocupación existen varias estrategias de ventas para captar las máximas reservas posibles.

Una de ellas es el uso de plataformas como Hotel&bids que te permiten vender mediante subastas y ofertas flash las habitaciones sobrantes y así poder generar ocupación incremental. Esta estrategia es una de las mejores debido a que esta plataforma no compite con las reservas normales del hotel, si no que las complementan con habitaciones que corren riesgo de quedarse vacías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *