Análisis del sector turístico en españa

El turismo desempeña un papel fundamental en la economía española, siendo responsable de generar un 12,3% de cada euro en nuestro país este año. Según los datos proporcionados por Exceltur para el año 2023, se estima que esta industria aporte alrededor de 172.200 millones de euros. Sin embargo, cabe destacar que el turismo ha experimentado un aumento considerable en los precios, lo que ha contribuido a su reactivación. Aunque las ventas están un 10,8% por encima del nivel de 2019, si excluimos el impacto de la subida de precios, el sector turístico todavía se encuentra un 1,5% por debajo de los registros previos a la pandemia en términos de actividad.

Entre los factores que han impulsado el desarrollo del turismo en España, destaca el retorno del turismo británico, representando uno de cada cuatro turistas que visitan nuestro país (23,6%). Además, es importante mencionar que aproximadamente uno de cada cinco turistas es de nacionalidad alemana (18%), mientras que el 6,7% proviene de Francia. A pesar de que se ha observado un progreso en términos de actividad tras la pandemia de la COVID-19, el turismo asiático todavía no ha logrado recuperarse por completo.

Lo primero que cabe destacar es el incremento en el turismo y la llegada de más visitantes extranjeros, aunque se ha observado un aumento significativo en los precios. Este crecimiento en las ventas también ha generado un mayor empleo en el sector turístico, con la contratación de 108.000 personas más que antes de la pandemia. En otras palabras, el empleo turístico ha experimentado un aumento del 5,7% en comparación con los niveles previos a la COVID-19. ¿Qué está sucediendo en el sector? Según el informe de Exceltur, se está produciendo una «polarización del turismo».

Este informe señala que la demanda de hoteles de 4 y 5 estrellas ha aumentado en torno a un 6%. Mientras tanto, la demanda de alojamientos económicos, como los apartamentos turísticos, ha experimentado un incremento del 42,6%. Sin embargo, el fenómeno de Airbnb está generando una proliferación de alojamientos mayoritariamente ilegales. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), actualmente hay 108.000 apartamentos turísticos en España, casi el doble que hace dos años, y ya acogen a 750.000 viajeros. El sector turístico considera esto como una asignatura pendiente y destaca la necesidad de contar con una normativa nacional que regule esta situación. La actual Ley de la Vivienda, en su versión actual que omite referencias específicas sobre este tema, podría agravar aún más el problema.

Los precios en el sector turístico han experimentado un incremento significativo. Hasta marzo de este año, se ha registrado un aumento del 10,5%, y si comparamos con el mismo periodo del año anterior, el incremento fue del 22,7%. En términos monetarios, el costo promedio por habitación en España es de 99,3 euros por noche. Sin embargo, el mercado se está dividiendo en dos segmentos claramente diferenciados.

Los hoteles de 5 estrellas han experimentado un aumento del 12,6% en sus precios. El precio promedio por noche en estos establecimientos es de 231 euros, mientras que en los hoteles de 4 estrellas es de 102,3 euros, menos de la mitad en comparación. El segmento del lujo ha experimentado un encarecimiento notable.

Por otro lado, también se está produciendo una polarización en el mercado entre lujo y precios más asequibles. Los hoteles de 1 estrella han experimentado un incremento del 23% en sus precios (alcanzando los 67,6 euros por noche), y los alojamientos extra-hoteleros, como los de Airbnb, también han aumentado un 10,4% en sus tarifas.

En resumen, si el año pasado el costo de hospedarse en un hotel de gran lujo era de 200 euros por noche, ahora ha aumentado en 30 euros. Mientras tanto, el precio de un hotel de categoría inferior ha pasado de 50 euros a 60 euros por noche, un incremento de diez euros. Además, tanto los restaurantes (con un aumento del 7%) como los paquetes turísticos que los acompañan (con un incremento del 8,3% en su costo) también han experimentado una subida de precios. El único consuelo en términos de precios es que todo esto se encuentra a nivel nacional. Si se considera la opción de viajar al extranjero con un paquete turístico, los precios no solo aumentan en un 8%, sino en un 18,3%. Por lo tanto, el turismo de interior se vuelve cada vez más atractivo, ya que los precios internacionales se vuelven cada vez más prohibitivos.

Este incremento en los precios del alojamiento puede hacer que se reduzcan los flujos turísticos. Esto provocaría una caída en las reservas y en la ocupación de hoteles, acentuada en las épocas de estacionalidad baja. Para resolver este problema existen plataformas como Hotel&bids que permiten dar salida al stock sobrante a corto plazo de las habitaciones que no se vendan. Esta solución permite a los hoteles aumenten su ocupación media e incrementen su revenue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *